El ascenso de la extrema derecha en Grecia

6465
Hoy hemos tenido sin lugar a dudas un amanecer diferente en Europa. Un amanecer rojo, verde esperanza o como quieran llamarlo. Pero no se olviden que de uno muy dañino: un “Amanecer Dorado”.

Un oscuro amanecer

12/03/2015 - 22:15
Hoy hemos tenido sin lugar a dudas un amanecer diferente en Europa. Un amanecer rojo, verde esperanza o como quieran llamarlo. Pero no se olviden que de uno muy dañino: un “Amanecer Dorado”.

Como España, Grecia tuvo un dictador que murió en la cama. Y una guerra civil. Como España, Grecia ha vivido 40 años de democracia continua. Y los mismos de bipartidismo. Como España, Grecia soñó con Europa, con el Euro. Y se endeudó y recurrió a préstamos. Como España, Grecia ha visto un incremento de la mortalidad infantil, de la desigualdad social, de la pobreza absoluta y relativa, de los desahucios y de la tasa de paro. Y un gobierno que falseó cuentas, y mintió. Nosotros tuvimos aeropuertos e inexistentes cursos de formación para parados. Ellos tuvieron unas Olimpiadas en el 2004. Como España, tuvieron un gobierno socialdemócrata que dio el pistoletazo de salida a la mayor crisis de su historia reciente. Y un gobierno de centro-derecha que traicionó las expectativas de la población.
Sin embargo, Grecia no es España. La socialdemocracia del PASOK griego se autodestruyó al priorizar un pacto de Estado aliándose con Nueva Democracia en las políticas de austeridad. Syriza ha protagonizado la escena política griega durante dos años. Dos factores son clave: el primero, la condena a la desaparición y a la ignominia nacional del sólido centro-izquierda del PASOK, con menos de un 5% en las elecciones de este domingo. El segundo, la experiencia probada de Syriza gobernando la región más habitada del país, lo que sin duda habría legitimado su ascenso al gobierno.
Hoy hemos tenido sin lugar a dudas un amanecer diferente en Europa. Un amanecer rojo, verde esperanza o como quieran llamarlo. Pero no se olviden que de uno muy dañino: un “Amanecer Dorado”.


Una extrema derecha sociocultural que conviene analizar 

Tercera fuerza política desde las elecciones europeas de mayo, han repetido prácticamente el mismo resultado a escala nacional. Con una ausencia total de los medios de comunicación y 7 diputados en prisión, han logrado más de 400.000 votos alimentados por, principalmente, pequeños comerciantes y trabajadores autónomos. Sería un error ignorarlos en la marea de júbilo del bacanal de Syriza. Al igual que sería un error limitarse a tacharlos de descarriados ideológicos.
El neofascismo griego bebe directamente de una figura controvertida como es la del general fascista Ioannis Metaxas, todavía en algunas esferas considerado héroe nacional por su victoria frente a la invasión de la Italia de Mussolini y héroe monárquico como restaurador de la dinastía griega. El “Amanecer Dorado”, xenófobo y de extrema derecha va a rediseñar un nacionalismo griego latente desde la tardía independencia en 1830, alrededor de una “Megali Idea” o panhelenismo como proyecto político de creación de un Estado-nación étnicamente puro con el propósito primigenio de reunificación nacional y cultural en torno al milenario Imperio Bizantino.
De acuerdo con el aspecto puramente racial de su visión nacionalista, proponen un modelo acorde con 1) la prohibición del matrimonio mixto, 2) la supresión de la ciudadanía a inmigrantes legales e ilegales, 3) el fomento a las familias numerosas y 4) la prohibición del aborto. El racismo inherente a su ideología bebería del principio sui generis de la “continuidad de la sangre” de la antigua Esparta. El terror que despierta el neofascismo griego de “Amanecer Dorado” en los medios internacionales vendría de su posición abiertamente racista pero sobre todo, de una puesta en escena cercana al nacionalsocialismo. No obstante, su simbología, bebe exclusivamente de raíces griegas, siendo por tanto venerada por millones de turistas en los museos de todo el mundo.

¿Es Amanecer Dorado una consecuencia de la crisis griega?

Sí, y no. El neofascismo griego tiene una larga trayectoria, al igual que el Frente Nacional en Francia. Recupera la tarea histórica de reinstaurar el esplendor cultural y espiritual de Bizancio. Se nutre de la doctrina espartana, de la pagana, de la fascista y de la afrikáner de los tiempos del Apartheid. De un nacionalismo griego enfrentado no entre sí, como en el caso español, sino contra un enemigo externo. Numerosas son las guerras de este pequeño país por reafirmar su independencia, lo que ha hecho perdurar la semilla de un ultranacionalismo latente. Este sentimiento, supuestamente barrido, se encuentra en auge en países como Hungría, Finlandia, Francia, Holanda, Grecia…
La actitud violenta y racista de sus representantes se justifica por parte de su electorado como legítima en un país donde el salario mínimo es de 510E, donde las pensiones han sido recortadas un 20%, donde la edad de jubilación se ha incrementado de los 63 a los 67 años y donde el número de desahucios es superior al de España. En un país donde se han llegado a vender bonos de deuda con una prima de riesgo de 3.642 en el verano de 2012 (36,42% de interés en el préstamo) frente al récord español de 638 (6,38%) y que es el mayor deudor del mundo ante el Fondo Monetario Internacional.


Su programa : una revolución

Para Amanecer Dorado no hay otro interlocutor más que el pueblo étnicamente griego. Una salida automática de la OTAN y de la UE está prevista, así como del Euro. Algo no muy descabellado para otro partido parlamentario en las antípodas ideológicas, el Partido Comunista Griego (KKE). Ambos partidos, que controlarán cerca de un 12% de la cámara, reflejan el lado más amargo de la política, el de la ortodoxia ideológica y el de la violencia institucional.
El nuevo gobierno de Alexis Tsípras, en coalición con la derecha nacionalista de Griegos Independientes (ANEL) refleja una voluntad de unidad nacional en lo que concierne a un plan económico anti-austeridad. Al conglomerado eurocomunista y ecologista de Syriza, se le añadirían los 13 diputados de ANEL, alcanzando así una cómoda mayoría absoluta. Ambos partidos habrían venido proponiendo una estrategia común en cuanto a una eventual quita negociada de deuda griega. Tsípras será el primer presidente de la República de Grecia en ser investido bajo un oficio estrictamente civil, y en acabar con 40 años de bipartidismo.
Por ahora, la vía de una alternativa negociada, con Europa prevalece pero no hay que bajar la guardia: un derrumbe de esta coalición bien podría propiciar una vía fuera de Europa. Grecia ha sido la cuna de la democracia, bien podría ser la cuna de su destrucción. Cierro con Lord Byron afirmando que “apenas son suficientes mil años para formar un Estado; pero puede bastar una hora para reducirlo a polvo”.

This article deliberately presents only one of the many existing points of views of this contorversial subject. Its content is not necessarily representative of its author's personal opinion. Please have a look at Duel Amical's philosophy.

Accept the challenge!

The counter-article on this topic is yet to be written. Accept the challenge and be the first one to share Your opinion! One of our authors has already presented their take on the issue. Should you be of a different opinion, please write your counter article in a similar form and send it to us to duelamical@duelamical.eu.

Swipe to see the other side.

Comentarios

Añadir nuevo comentario