/
swipeTutorialLabel
49
81

El estado de alarma

10569
0%
100%
Por qué el gobierno español introdujo el estado de alarma el diciembre pasado? Era una medida justificada?
articleSource: flickr

¿Controladores incontrolables?

Sergio Freijo Tejero | 2011. Julio 13. 12:10

El estado de alarma fue imprescindible para evitar el caos aéreo y asegurar que los pasajeros pudieran viajar libremente por el cielo español.

La situación del pasado 5 de Diciembre de 2010 vivida en los aeropuertos fue de total caos y descontrol. Esto fue provocado por el abandono de los controladores de su puesto de trabajo. Más de 300.000 personas se quedaron sin poder viajar, en un puente que hubiera podido ser muy beneficioso económicamente si tales hechos no se hubieran producido. A partir de este contexto, el gobierno español decretó el estado de alarma, que supuso la movilización militar de los controladores.

*Dirigir el tránsito de aeronaves, no la vida de los ciudadanos

Los controladores se encargan de dirigir el tránsito de aeronaves en el espacio aéreo y en los aeropuertos de modo seguro, ordenado y rápido. También son funcionarios, es decir, cargos públicos, y como tales no pueden abandonar incondicionalmente sus puestos de trabajo. La razón por la cual este colectivo tan necesario en los aeropuertos dejaron sus puestos de trabajo fue porque el gobierno, en negociaciones con AENA y los sindicatos, querían pactar una reducción de los sueldos y un aumento de las horas laborales de los controladores, cuyo sueldo anual es de 200.000€. Ya que las negociaciones no prosperaron, los controladores decidieron abandonar sus puestos de trabajo, dejando el panorama aeroportuario español como un auténtico escenario de guerra.

No solamente desobedecieron el artículo 102 del Código Penal militar, sino que también fastidiaron las vacaciones de cientos de miles de personas que iban a volar aquel puente. Sin duda la huelga programada por los controladores iba destinada a hacer el máximo daño posible, ya fuera para castigar al sector turístico con unas pérdidas millonarias o para hacer ver a la gente que ellos son entes superiores a la voluntad popular. Tampoco es discutible el recorte salarial y social de los controladores, mas disfrutaban de más privilegios y recursos que la mayoría de los trabajadores de España.

*Una actuación gubernemental justa - por fin

Aunque la gestión del gobierno dejó mucho que desear por la incompetencia y la lentitud en la que se llevó todo a cabo, se encuentra muy acertada la decisión de decretar el estado de alarma. Para aprobarse tal estado, se tuvo que llevar al Congreso y aprobar por la mayoría de la cámara, hecho que fue favorable gracias al amparo del partido de la oposición. El Estado de alarma duró 15 días más otros 15 de prórroga, en los que los controladores fueron sustituidos por militares mientras se investigaban las causas y los culpables de tales abandonos, ya que la gran mayoría de los controladores no acudieron a sus puestos de trabajo alegando que tenían estrés o se encontraban mal, excusas con las que lamentablemente algunos funcionarios se benefician para evitar ir a trabajar.

*Estado democrático de alarma

Mucha gente tilda a esta acción de totalitaria e injusta, cosa que es rotundamente falsa. Según el artículo 116 del Título V de la Constitución Española, una Ley Orgánica regula los estados de alarma, de excepción y de sitio y las competencias y limitaciones correspondientes. Ésta es la Ley Orgánica 4/81 del 1 de Julio, en la que se dice que el gobierno, en uso de las facultades que le otorga el artículo 116.2 de la Constitución, podrá declarar el estado de alarma en todo o parte del territorio nacional. Uno de los motivos por los que se puede decretar el estado de alarma es por la paralización de servicios públicos esenciales para la comunidad, cuando no se garantice lo dispuesto en los artículos 28.2 y 37.2.

En conclusión, el estado de alarma fue imprescindible para evitar el caos aéreo y asegurar que los pasajeros pudieran viajar libremente por cielo español, aunque la acción del gobierno podría haber sido más ágil y veloz, sobretodo evitando la huelga de los controladores con más negociación y previsión.

Una medida desproporcionada

Guillem Dorca | 2011. Julio 13. 14:00

El estado de alarma no era ni justificado ni necesario. El gobierno español lo podría haber evitado, pero prefirió declararlo para sacar beneficios propios manipulando la opinión pública.

Delante de la situación insostenible para el país y la indignación creciente de los ciudadanos atrapados en los aeropuertos debido a la vaga encubierta de los controladores aéreos españoles, el Gobierno declaró un Estado de Alarma, el primero en los 32 años de democracia.

Pero, ¿Podría ser justificable declarar un Estado de Alarma, que provocó que los aeropuertos pasaran a control militar y los controladores civiles que no acudieron a sus puestos de trabajo se les amenazó con un enjuiciamiento militar que incluye penas de prisión?

No era ni justificado ni necesario. Un Estado democrático no puede solventar sus divergencias con un grupo de presión (en este caso, los controladores) mediante las amenazas y la fuerza, por parte del ejército, que en ciertos sectores de la población todavía le tienen recelo, debido a su activa colaboración con la dictadura del General Franco, siendo un pilar fundamental para el régimen.

Además, un Estado de Alarma no es lo más indicado con la situación actual de España, inmersa en una grave crisis económica, ya que puede alejar a inversores extranjeros y producir inseguridad en los mercados financieros.

Sin embargo, sí es verdad que los controladores han formado un pequeño grupo con gran poder de presión, lo que significa que siempre han obtenido ventajas a la hora de negociar con el Gobierno; que algún día tendría que emprender medidas para evitar que se repitieran esas negociaciones desiguales.

*El estado de alarma: ¿Una posible manipulación del Gobierno?

El Gobierno sabía con anterioridad que en caso que se aprobase el decreto, los controladores harían huelga. Así pues, se debería preguntar más bien si era necesario aprobar un decreto tan polémico justamente en las vísperas de uno de los fines de semana con mayor flujo aéreo.

Muchos argumentan que el Gobierno se aprovechó de la situación, utilizando éste incidente como pantalla de humo, ya que se podía prever de antemano la reacción que adoptarían los controladores. No se debe olvidar que el mismo día del inicio de la crisis de los controladores, el gobierno socialista aprobó un nuevo paquete de medidas para la crisis, en las que se incluyó la retirada de los 420€ a los desempleados que habían agotado el subsidio del paro.

Así pues, con el Estado de Alarma, el Gobierno desvió la opinión pública, centrándola en la huelga encubierta (un problema que sólo afectó a un 1,2% de los ciudadanos) y criminalizando a los controladores. Como consecuencia, la gran mayoría de la población civil apoyó la decisión adoptada de militarizar el espacio aéreo durante el plazo de 15 días que duró la medida.

Por lo tanto, tal y como describe Noam Chomsky en su lista de 10 estrategias de manipulación a través de los medios, podemos concluïr que el ejecutivo español creó un problema, para causar cierta reacción en el público, para que éste  reclamase las medidas que el gobierno quería utilizar desde un principio.

Así, el Estado de Alarma sirvió al ejecutivo español, muy cuestionado por los partidos de la oposición por sus medidas anticrisis, a salir más sólido de la situación, mostrarse fuerte delante la UE y obtener el respaldo de los españoles.

*Dudoso precedente

Pero lo peligroso de la situación es que también se puede ver como un intento del Gobierno para dar legitimidad a la intervención de los militares en un conflicto civil, creando un dudoso y oscuro precedente para el futuro. Y es ahora cuando se debe preguntar ¿Podría volver a suceder si hay recortes que afecten a otras áreas de la Administración, y los funcionarios empezaran otra huelga encubierta? ¿O sólo fue una medida excepcional que no tendrá ninguna repercusión en el futuro, y de la que no tenemos que darle tanta importancia? El tiempo lo dirá.

stateOfVoteHeader

0%
100%

¿Controladores incontrolables?

Sergio Freijo Tejero

Una medida desproporcionada

Guillem Dorca

0 comment

pleaseShareYourOpinion

becomeAMember